.

PAÑUELO BLANCO

PAÑUELO BLANCO PORTADA

La Portada de PAÑUELO BLANCO,
Pronto estará en el mercado de libros

PAÑUELO BLANCO CONTRAPORTADA

Contraportada de PAÑUELO BLANCO

Con la intención de entreteneros

 

INTRODUCCION

PAÑUELO BLANCO

Es un relato novelado de un bergantín-goleta de tres palos, dedicado al tráfico de mercancías y esclavos, como eran los viajes habituales de los veleros mercantes entre los siglos XVII y XVIII, que tenían su origen en los puertos más activos de la Europa situados en la Zona del Mar de Norte, en donde cargaban lo que hoy llamamos “Carga General” con destino a los puertos de la cuenca occidental de África y países del Golfo de Guinea, en donde estas mercadurías eran sumamente apreciadas, en las que tenían especial importancia las armas, esas armas que en Europa habían sido desechadas como chatarra después de haber sido rescatadas de los campos de batalla de las distintas contiendas que en los siglos XVII y XVIII, eran de lo más comunes en una Europa en formación.

En estos países africanos, al margen de prohibiciones de trata y comercio de Esclavos, era mercancía común y muy rentable en el Continente Americano, Caribe especialmente. Si no había un país que permitía este comercio, siempre había otro que si lo autorizaba, por lo que este comercio siempre estaba garantizado y tenía una apetencia muy estimada por su rentabilidad, para los comerciantes europeos, que eran los que patrocinaban este tipo de comercio.

En estos países del Nuevo Mundo, una vez desembarcados estos esclavos, se preparaba el buque para un viaje de regreso a los puertos del Viejo Continente especialmente Holanda o Países Bajos e Inglaterra, aunque sin duda otros países de la Europa Sur, también recibían este comercio de ultramar.

Este era el triangulo que hacían estos veleros sobre los puertos Europeos, Africanos y EL Nuevo Continente, al que se le conocía como Viaje Triangular, también conocido por los Ingleses como “The Middle Passage”.

La idea de esta novela-relato surgió, como casi todas las cosas que suceden, sin tener una idea preconcebida, las lecturas sobre estos temas, a veces escritas por escritores muy competentes e informados sobre estos temas, el lenguaje náutico con el que se expresaban, para mí no era muy afortunado, al desconocer o emplear términos que en realidad y desde mi punto de vista, no eran los apropiados, lo que me estaban advirtiendo que claramente no eran marinos, escribiendo de oídas, como quien dice. Tampoco pretendo que las expresiones que yo utilizo en este relato fueran las propias en uso en aquellos tiempos pretéritos, pero al menos, creo que no disturbarán el oído del marino que las lea y al mismo tiempo el que no es marino, introducirlo en este particular lenguaje.

Así que por casualidad me empeñé en este proyecto de novela – relato contando desde mi punto de vista, cómo podría ser un viaje de estas características, ambientada en el periodo más activo de este comercio, aprovechando mi experiencia de marino y que el tiempo de ocio del que disponía, como jubilado, me lo permitía y desde mi punto de vista, me lo obligaba, ya que el ocio es un mal negocio.

El personaje inventado de Jacobo, nos va narrando sus impresiones desde su perspectiva, de cómo transcurre este viaje triangular, que desde su punto de vista, la de un joven que está descubriendo que detrás de los muros de La Pescadería de La Coruña, existe un mundo que no tiene nada que ver con el que estaría condenado a vivir.

 

El Autor.

Fernando S. Saiz

Capitán de la Marina Mercante.