7 Junio 2016

UNA CUESTIÓN DE LA UE

UNA CUESTION DE ESTADO

UNA CUESTIÓN DE LA U.E.

El Embajador de la IMO en España, Ilmo. Sr. D. Antonio Padrón  en su presentación en el Congreso Nacional de Prácticos celebrado en Santander a primeras fechas de Junio 2016, hace un compendio sobre sus atribuciones como embajador de la IMO en España. Como es sabido, entre sus prioridades se encuentra la solución a la situación en la que se encuentran los alumnos de Náutica y Maquinas para conseguir su embarque de prácticas.

Analizando su ponencia en este Congreso, sobre  EL DESARROLLO PROFESIONAL DE LOS MARINOS.  “UNA CUESTION DE ESTADO”, hizo especial hincapié en el comentario a la situación nada deseable en que se encuentran los Alumnos de Náutica, para completar su preparación con la realización de las Prácticas de mar obligatorias.

Hace una comparativa muy clarificadora de la situación en que se encontraban los embarques y las condiciones laborales de los Alumnos  entre los años 1982 al 2016. Sabemos que el progreso se suele medir en dirección positiva o hacia adelante, en este caso, no sé cómo se puede explicar que se haya llegado a la situación actual. Se supone que en estos 34 años, se ha progresado en casi todos los aspectos socioeconómicos y sociopolíticos del país, aunque sea solo un poco, pero es que en la M.M. hemos navegado con máquina atrás  y desgraciadamente los marinos no hemos hecho mucho por remediar esta situación, ya desde los Sindicatos, Colegios Oficiales de Marinos. D.G.M.M. a lo mejor es que tenemos lo que nos merecemos.

Es indudable que las intenciones del Embajador son claras y con una gran carga de intencionalidad por sacarnos de esta anómala situación y que deseamos que alcance el éxito que se merece, con todas las propuestas que hace en su ponencia, desde las bolsas de embarque, hasta los contactos de boca a boca con navieras, instituciones y demás.

En mi opinión, lo que habría que conseguir son unas condiciones definidas por ley, sin tener que depender de las circunstancias particulares de los embarcadores, que van a determinar en definitiva las condiciones arbitrarias y más o menos aceptables que va a tener que soportar el alumno embarcado, en relación a sueldos, contratos, seguros, desplazamientos etc. para evitar los casos más que sangrantes de ver alumnos sin Contratos de Embarque, Seguros, carencias de Sueldos o Gratificaciones y a veces tener que pagarse su propia manutención.

Es obvio que la disponibilidad de buques mercantes marca la dirección por la que nos tenemos que mover para tratar de solucionar este gran problema. Si en España no hay buques suficientes, tendremos que dirigirnos a donde los haya y que mejor que recurrir a la Unión Europea, ¿acaso no somos miembros de pleno derecho, acaso no hay libre disposición de trabajadores en la U.E.?, Me gustaría creer que el cargo de Embajador de IMO no es solo decorativo y pueda mover junto con los demás Embajadores de IMO los hilos suficientes a través de la Organización que representa, para navegar en la dirección adecuada, en el marco de la legislación Europea.

Seamos serios, las practicas de Mar de los alumnos de las Escuelas Oficiales de Náutica y Maquinas o Universidades de Marina Civil, tienen que realizarse en buques mercantes y no en simuladores y/o embarcaciones de porte menor, sin más paliativos y olvidarse de estos remiendos que nos propone nuestro Ilustre Embajador con toda su buena intención de tratar este problema presente por la falta de buques  mercantes en donde concluir el periodo de prácticas.    

En mi opinión, la derrota a seguir, pasaría por establecer una Normativa Legal en forma de Tratados o cualquier acto legislativo, como reglamentos, directivas, recomendaciones o dictámenes con carácter vinculante entre todos los miembros de la Unión Europea y así poder considerar todos los buques de banderas de la Unión  Europea accesibles para poder  realizar las prácticas por cualquier alumno de un País miembro de la U.E.

Ante la gravedad de la situación habría que pensar y hacerles ver a los Armadores, que es necesario, y urgente la aceptación de alumnos en sus buques, haciéndoles ver el beneficio que para los Armadores supone, al poder disponer de un equipo de Oficiales, que son la garantía de continuidad de sus flotas, y que la inversión que están haciendo es claramente en su propio beneficio.( Esto los Armadores ya lo saben ). Si antes (antes del año 1982)  había la obligatoriedad de embarcar a los alumnos en prácticas y hoy no se contempla esta obligatoriedad, al margen de las subvenciones que se suponía cobraban los Armadores, y que ahora no las tienen, no me puedo creer que haya planteamientos tan romos y obtusos que se muevan por esos niveles tan económicamente rastreros.

Me parece que la situación en la que nos encontramos además de ser una cuestión de estado, también es una cuestión de la Unión Europea.

Suerte y los mejores éxitos para nuestro compañero Ilmo. Sr. Don Antonio Padrón.

 

Fernando Saiz  - Capitán de la M.M.

La Coruña 07.06.2016