8 Mayo 2016

CRIMINALIZACIÓN

Criminalización del Marino

 

The European Social Partners in Maritime Transport (ETF) también se ha pronunciado en contra de la resolución dada por el TSJ en el caso de la apelación al caso “Prestige” al anular la sentencia pronunciada por el Tribunal Provincial de La Coruña.

Llama la atención que la sentencia de absolución del Capitán dada por el Tribunal Provincial de La Coruña, se debe al considerar que el Capitán, está cumpliendo con su deber profesional de intentar salvar su buque, en oposición a las pretensiones dadas por las autoridades Españolas, cuyo único y podríamos decir legitimo interés, ha sido alejar al buque de la costa, con la intención de alejar los daños de la contaminación de sus playas. Los marinos sabemos que la mar siempre devuelve a la costa los regalos que le damos y a veces multiplicados por cien.

Con la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, anulando la sentencia del Tribunal Provincial, en cuanto a la condena del Capitán, sin aportar nuevas pruebas y en solo 24 horas, con el agravante de la ausencia del Capitán en la apelación, por lo que consecuentemente se le priva de una defensa legal ó presentar nuevas pruebas, es por lo que los Interlocutores Sociales Europeos no ven más que otra prueba de un comportamiento partidista por parte de los estamentos sociales en este caso particular, del Ministerio de Justicia, al absolver a las autoridades españolas y criminalizar al Capitán, el eslabón más débil de la cadena, el más insolvente, y que pudiera justificar más problemas o inconvenientes para la satisfacción de las indemnizaciones que se puedan producir como consecuencia de este accidente.

Los interlocutores Sociales Europeos ETF, no pueden aceptar, que sean los marinos los que tengan que pagar un alto precio por actuar con profesionalidad, siendo retenidos o acusados a veces en flagrante violación de sus derechos fundamentales, en casos de accidentes marítimos que se resuelvan de acuerdo a unas reglamentaciones, leyes o normas de los países rivereños, en los que cada país, dispone de unas normas que en la mayoría de las veces no se ajustan a la normativa de la comunidad marítima internacional, como IMO y el MARPOL en casos de contaminación. 

ETF, también llama la atención a la comunidad marítima que estas decisiones tomadas por los poderes sociales en las que se penalizan a los Capitanes y marinos, conllevan una repercusión muy negativa en las futuras generaciones destinadas a continuar una vida laboral en la Marina Mercante, en un momento en que se está intentando ya por medio de IMO con sus embajadores establecidos en diferentes países de la Comunidad Marítima, promover la profesión marítima Europea y hacerla atractiva a los jóvenes con inquietudes marineras.

A lo mejor ya habría que pensar en establecer por norma una especie de Inmunidad Diplomática, para estas situaciones, en donde el País de la bandera del buque, tendría algo que decir o hacer, ya que el buque es una parte del País al que su bandera pertenece y su Capitán es su más alto representante, por lo menos para evitar esas detenciones “in situ”, a veces sin considerar o violando los derechos fundamentales de los Capitanes retenidos.

 

Capitán de la M.M. Fernando Saiz

La Coruña 08.05.2016