14 Noviembre 2014

PRESTIGE II

PRESTIGE - SEGUNDA PARTE -

Al fin y después de 11 años se ha dictado sentencia, una sentencia  absolutoria por parte del tribunal que ha juzgado el proceso penal contra el capitán, jefe de máquinas del PRESTIGE y contra la Autoridad Marítima Española en la persona de López Sors,…..¿y ahora qué?.

Se ha cometido un delito contra la salud pública, un delito ecológico, ha aparecido una cuantiosa responsabilidad civil y nadie es culpable o responsable, yo diría que en mi opinión esto no es razonable a pesar de que los jueces, que son los que más saben de la aplicación de la norma, han tomado esta decisión, pero me da que pensar que a la vista de estas resoluciones, algo falla, o es la información que ellos tienen y su interpretación  o es la información de los hechos que tenemos los que padecemos esta Justicia, o debido a otros oscuros planteamientos que mejor ni mentar, en fin, mi intención no es discutir esta sentencia, habrá que acatarla, y personalmente digo solamente acatarla, por que estar de acuerdo con ella es otra cuestión.

Es verdad que se juzgan hechos ocurridos  y no se juzgan intenciones, y los hechos son los que son, y la interpretación de estos mismos hechos se ven con distinta perspectiva, los que vivimos la mar y la conocemos, que los que viven en la meseta o incluso en la costa pero miran hacia el interior, y no digamos aquellos que se mueven por intereses ya sean económicos o políticos.

Antes de conocer el resultado tenia la intuición que al Sr. López Sors se le absolvería de todos los cargos, al fin y al cabo es el representante de un Organismo Español y no tiene sentido culpar a la Administración a contribuir con los gastos y reclamaciones que comportaría su culpabilidad, una cuestión de interés y no de justicia, a la vista de que el poder judicial en mi opinión es subsidiario de los partidos políticos, y si no lo es, en mi opinión lo parecen, lo que si me sorprendió fue la condena al Capitán después de haberse demostrado en el juicio, que su desobediencia y falta de premura en obedecer unas órdenes dadas por la autoridad de marina según confirmo Ángel del Real eran erróneas, Transcribo la información aparecida en los medios ( NAUCHERGLOBAL 13/12/2012 – QUOTE - La desobediencia del capitán fue un gran malentendido, puesto que como demostró la conversación grabada, documento irrefutable, el del Real acaba confesando que, en efecto, de haber sabido que la desobediencia del capitán fue un malentendido (un malentendido que nadie se tomó la molestia de comprobar, aunque esa era su obligación, ya que el supuesto desafío del capitán del PRESTIGE era, literalmente, increíble), él nunca hubiera puesto la denuncia ante la Guardia Civil, origen del penoso proceso que estamos padeciendo. “Si hubiera sabido la realidad, no hubiera firmado la denuncia”, del Real dixit. UNQUOTE).

Después de esto,  ¿que más se puede argumentar? - O no es cierto el supuesto anterior, o seguimos con la pertinaz idea de perseguir, culpabilizar y castigar al más débil, en este caso el Capitán, que ha demostrado en demasía su categoría como profesional y me consta que como persona, como profesional basta decir que en el año 2003 la Comunidad Internacional lo nombró Marino del Año, por “The Naval Institute of London” por la revista marítima del Lloyd’s, intuyo que para escarnio del sistema político y judicial Español cuyo crédito estaba y sigue estando a la baja, considerando los acontecimientos que todos tenemos en mente,

En definitiva, parece que habrá recurso contra la sentencia, esa es la Tercera Parte que en su día se volverá a comentar.

Desde mi perspectiva, no veo que el desarrollo del juicio y su resolución haya aportado nada nuevo y aprovechable para ocasiones futuras, que sin duda se presentaran, y como tenemos que ser previsores tenemos la obligación de intuir que otro “Prestige” está en camino, para no cometer los mismos errores.

En relación a los asuntos de la mar, seguimos mirando hacia el interior, les recuerdo a los que no son marinos, que el “horizonte verdadero” es el” horizonte de la mar”, esta fijación de no considerar este axioma, se ha puesto en evidencia como siempre, por la poca preparación de los estamentos gubernamentales para defender los intereses de la mar y sus gentes, intereses comunes de todos los españoles, quiero recordarles a los que tienen que defender nuestros intereses, que la mar no solo sirve para refrescarse en verano.

Mis felicitaciones a los absueltos y me queda la obligación de rendir un homenaje al Capitán del Buque  Apostolos Mangouras y hacerle llegar mi apoyo y admiración por las lecciones de profesionalidad con la que nos ha obsequiado.

Fernando Saiz – Capitán de la M. Mercante – Vetting Surveyor.

La Coruña 14.Novbre.2014